Los múltiples beneficios de la moringa

Un Rico Perfil Nutricional

Las hojas de moringa están cargadas de vitaminas, minerales, aminoácidos esenciales y más. Cien gramos de hoja seca de moringa contienen:

9 veces la proteína del yogurt

10 veces la vitamina A de las zanahorias

15 veces el potasio de los plátanos

17 veces el calcio de la leche

12 veces la vitamina C de las naranjas

25 veces el hierro de la espinaca

Abundancia de Antioxidantes

Las hojas de moringa son ricas en antioxidantes, entre los cuales encontramos vitamina C, beta-caroteno, quercetina y ácido clorogénico. Este último, el ácido clorogénico, ha demostrado disminuir la absorción de azúcar en las células y los estudios con animales han encontrado que reduce los niveles de azúcar en la sangre.

Menor Nivel de Azúcar en la Sangre

La moringa parece tener efectos antidiabéticos probablemente gracias a los compuestos vegetales benéficos que se encuentran en las hojas, como los isotiocianatos. Un estudio encontró que las mujeres que tomaron siete gramos de polvo de hoja de moringa diariamente durante tres meses redujeron su nivel de azúcar en la sangre en ayunas en un 13.5 por ciento.

Reduce la Inflamación

Los isotiocianatos, flavonoides y ácidos fenólicos en las hojas, vainas y semillas de moringa también tienen propiedades antiinflamatorias.

Mantener un Nivel Saludable de Colesterol

La moringa también tiene propiedades que disminuyen el colesterol, y un estudio con animales encontró que sus efectos podían compararse a los del medicamento simvastatina, para reducir el colesterol.

Protección Contra la Toxicidad del Arsénico

Las hojas y semillas de la moringa pueden protegerlo contra algunos de los efectos de la toxicidad del arsénico, lo que es especialmente importante teniendo en cuenta las noticias de que los alimentos básicos comunes, como el arroz, podrían estar contaminados. La contaminación con arsénico del agua subterránea también se ha vuelto una causa de preocupación por la salud pública mundial.